La Fiscalía ha pedido penas de un año y seis meses de prisión para un acusado de un delito contra la ordenación del territorio en una zona de especial protección por valor paisajístico, tras edificar una casa prefabricada y construir una piscina en suelo no urbanizable.

Concretamente, se trata de una casa prefabricada de unos 40 metros cuadrados y una piscina de 32 metros cuadrados, todo ello en suelo no urbanizable de especial protección, en la subcategoría de espacio forestal.

Además de la pena de prisión, el fiscal ha solicitado el pago de una multa de 7.200 euros y demoler «lo ilegalmente construido»

Fuente: Europapress

mara-abogados

Suscríbase a nuestra newsletter!

Nuestra newsletter nos servirá para ofrecerle toda la actualidad en las áreas que Mara Abogados trabaja.

El registro se ha completado! Muchas gracias!